Blog

Reseñas de gastronomía, turismo y eventos

El Chef's Choice Award es para Carlos García de Venezuela.

Categoría del Blog: Gastronomia Operaciones Sibaris Fecha: hace 1 semana 71

No sólo representa justicia para la carrera del cocinero venezolano, sino que representa y presenta el lado humano que debe de tener la gastronomía en sí, alejándose de los estereotipos que ahora son de dominio público, y me refiero a esas posturas de rock star que se han apropiado de manera intencional y en otras ocasiones, se les cuelga aunque algunos de esos chefs no lo quieren.

Carlos García tuvo que darle una gran vuelta de tuerca a su vida, en todos los sentidos, se ha alejado de sus raíces pero no de sus intenciones, sigue bregando en el mundo culinario, sigue en el apoyo de sus paisano, sin perder un ápice de su humildad, es por eso que sus pares lo han distinguido con uno de los más altos reconocimientos a nivel internacional: Chef’s Choice Award.

Y es esta anécdota que nos habla, y a la vez nos describe, las intenciones de Carlos:

Cuando Carlos García escuchó que el hospital local de niños en Caracas no tenía alimentos suficientes para alimentar a sus pacientes, se sintió sorprendido por los efectos de la pobreza extrema en su país, Venezuela. Se le ocurrió la idea de hacer sopa para alimentar a 180 niños, y pronto se convirtió en parte de una nueva fundación llamada Barriga Llena, Corazón Contento.

Desde entonces, la escasez de alimentos y las crisis políticas han empeorado en Venezuela, y García ha dejado su país de origen para irse a Miami. Desde allá continúa apoyando a la fundación, asegurándose de que un porcentaje de las ganancias de sopa vendida en sus restaurantes, Obra Kitchen Table en Miami y Alto en Caracas, sea donado a los hambrientos en sus hogares.

García ha sido una poderosa presencia en la gastronomía latinoamericana durante muchos años. Después de entrenar en  restaurantes españoles de clase mundial como El Bulli y El Celler de Can Roca, regresó a Sudamérica para trabajar como jefe de cocina en Malabar en Lima en 2003. Cuatro años más tarde, regresó a la capital de Venezuela para abrir su primer restaurante, Alto, creando una experiencia gastronómica comparable con lo mejor del mundo. Allí creó platos locales y de influencia mediterránea, como Tartar de cordero con coco y curry, y no postres, como “tierra de cacao”, un plato con cuatro texturas diferentes de chocolate.

 

Alto continúa en Caracas a pesar de la extrema escasez de alimentos, y García aún supervisa el restaurante mientras se instala en Obra, su otro restaurante en Miami, que abrió sus puertas en este 2018. Ubicado en el moderno distrito de Brickell, el restaurante informal, abierto todo el día, sirve cocina con influencia latinoamericana: Milhojas de yuca y tocino, así como platos abundantes del tipo pulpo bucatini carbonara. Además posee un bar que ofrece cócteles, como un negroni considerado como "no tradicional" con mezcal, y un "Guanatini" con vodka de melón, o el St Germaine, de lichi y guanábana quemada.

Aunque ya no reside en Venezuela, García continúa apoyando a su país y su gente con pasión, y es una fuerte presencia en las redes sociales, donde lucha por las causas más cercanas a su corazón a través de los alimentos. Se ha ganado el pleno respeto de sus colegas en América del Sur y del Norte, siendo uno de los favoritos de los chefs de los 50 mejores restaurantes de América Latina. Esperemos que el premio siga llevando esa connotación social, sumado a las habilidades e influencia culinarias.

Descubre, Degusta & Comparte al chef García.