Blog

Reseñas de gastronomía, turismo y eventos

Glenlivet tiene el whisky más caro del planeta

Categoría del Blog: Gastronomia Operaciones Sibaris Fecha: hace 2 semanas 88

Glenlivet puso a la venta 40 botellas de un whisky de 1943, destiladas en plena Guerra Mundial. Cada ejemplar está valorado en 33.500 euros.

Corría el año 1943 y la Segunda Guerra Mundial golpeaba con fiereza el continente europeo. El 14 de enero tuvo lugar un acontecimiento crucial para el devenir del conflicto: la conferencia de Casablanca, en la que se juntaron Winston Churchill, Franklin D. Roosevelt, Charles De Gaulle y Dwight D. Eisenhower para poner orden en la estrategia aliada. Pues ese mismo día, la destilería de Gordon & Mac Phail destiló su apreciado Cask 121.

Como afirma Stephen Rankin, miembro de la familia fundadora y director de Glenlivet:

 "Este hermoso whisky ha sido alimentado y cuidado por cuatro generaciones de nuestra familia y nos da un enorme placer, al fin, sacar a la luz este único y raro malta".

Hay que situarse en el contexto, la guerra había reducido la producción de whisky en Escocia, de hecho muchas destilería del lugar fueron cerradas tras el mes de octubre de 1942. Incluso, la de Glenlivet paró la producción en la primavera de 1943. Así que a finales de los 40 y principios de los 50, los barriles disponibles eran extremadamente limitados y, claro, muy demandados.

"Gordon & MacPhail han estado en el negocio del whisky por más de 122 años, traspasando su sabiduría a las siguientes generaciones. Creo que la colección privada Glenlivet 1943 es un malta sin comparación, elaborado en una fecha muy importante de la historia en un mundo que se encontraba en pleno conflicto bélico. Este whisky proporciona a la gente el placer de saborear una pieza clave de la historia líquida de Escocia", declaró orgulloso Rankin.

Tan solo se pusieron a la venta 40 botellas adornadas con grabados de oro que reflejan los alrededores de las tierras que circundan la destilería y embutidas, cada una, en una caja de madera hecha a mano. Además, se acompañó de un libro conmemorativo escrito por el experto en whiskys Jonny McCormmick. Eso sí, para hacerse con uno de estos tesoros, se tenía que ir hasta Elgin, en donde se encuentran los cuarteles generales de Glenlivet y pagar 33.500 euros

Dicen los que saben que el precio bien lo vale, ya que sus notas son una de las experencias exclusivas que pocas veces hay en la vida para proba.

Descubre, Degusta & Comparte la mejor malta de la historia.