Guía Sibaris

Reseñas de gastronomía, turismo y eventos

El vino mexicano también es dulce

Categoría: Sibaris Wine Foodie Sibaris Fecha: hace 1 mes 1,229

Los diferentes valles de nuestro país tienen, a la vez, diferentes e iguales características, por irónico que esto suene. Lógicamente que deben ser terrenos especiales donde las uvas puedan adaptarse, con todos los elementos necesarios para poder brotar de manera sana y con propiedades que los enólogos saben explorar, encontrar y explotar. Con esa paciente tarea, esto expertos nos entregan maravillosas bebidas que probamos día a día.

Con ese entendimiento, sabemos que hay diferentes estilos entre cada uno de esos vinos, todos ellos tienen diferentes objetivos y nichos de mercado, algunos de esos segmentos están muy marcados por el gusto del consumidor, lo que los empieza a convertir en insignias de la industria. Pero uno de esos segmentos es el de los vinos dulces, los cuales no tienen tanto cartel como otros, al menos no los fabricados dentro del territorio nacional.

Por eso hoy les traemos unos ejemplos de botellas con este tipo de contenido, algunos de ellos son de casas más que reconocidas, otras no tanto, pero cualquiera de ellas es garantía de calidad. Así que sibaritas, descubramos estos tesoros.

Santo Tomás Tardo Merlot. Vino tinto dulce perfecto para cerrar una celebración acompañado de un rico postre, ya sea una buena rebanada de pastel o un helado de fresa. Presenta un color rojo granate con reflejos rojo ladrillo y un complejo aroma y notas de pasas de frutos negros sobre fondos de chocolate, ahumados y madera. En boca ataca con intensidad y taninos maduros y equilibrados, otorgando un final prolongado y ligeramente dulce.

Vino Generoso Ferriño. De este caldo ya habíamos dado espacio y ventana dentro de nuestro sitio web. Los vinos generosos o fortificados son particularmente dulces por la mayor cantidad de azúcares que no llega a fermentarse, aunque su contenido de alcohol es más elevado. El Vino Generoso Ferriño, producido por Bodegas Ferriño en el Valle de Cuatrociénegas, Coahuila, tiene un grado alcohólico de 15 % y proviene a partes iguales de uvas carignana (Cariñena) y tokay. Se recomienda servir a entre 15 y 18 °C. Es uno de los buenos vinos mexicanos para aperitivo antes de comer y para acompañar el postre, especialmente tartaletas, pasteles de chocolates, dulces de frutos secos y manzanas asadas.

Precioso Regalo, Hacienda de Letras. El vino Precioso Regalo es ciertamente un bello obsequio a los sentidos de la vista, olfato y gusto. Es de color rojo pálido o rosa intenso con matices violáceos, limpio a los ojos y de cuerpo intermedio. Deja sentir en nariz una moderada intensidad aromática, dulce y afrutada, en la que se descubren frutos rojos sin madurar como fresa y frambuesa. Ataca suavemente y con dulzor en la boca, dejando un gusto dulce sin astringencia y con persistencia media marcadamente frutal. Es recomendable descorcharlo para disfrutar de postres hechos con frutos rojos y chocolate amargo. También baja perfecto como digestivo después de comer. Debe servirse a 8-10 °C.

Casa Madero Reserva Merlot. Una de las bodegas más emblemáticas de la nación, con una larga y contundente carrera dentro de la viticultura mexicana. El Casa Madero Reserva Merlot es uno de los vinos tintos dulces y suaves mexicanos que vale la pena probar. Es producido por la vitivinícola Casa Madero en el Valle de Parras (Coahuila) con 100 % merlot. Los aficionados a la comida mexicana encontrarán que el Casa Madero Reserva Merlot se asocia perfectamente con enchiladas queretanas, tacos de cecina y sopa de tortilla, además de rajas con queso, pizzas y tortas de roast beef.

Hubble, Bodegas El Cielo. El Cielo es una bodega del Valle de Guadalupe con una línea de vinos con nombres de astrónomos y constelaciones. Entre las principales etiquetas están Galileo, Kepler, Copérnico, Hubble, Andrómeda, Capricornio y Orión. Tiene un color rojo cereza con tonalidades violáceas y se presenta al olfato con aromas a frutas rojas maduras, cerezas y grosellas, con un matiz balsámico. En boca es de taninos redondos y maduros y su mejor maridaje es con asados, quesos moderadamente intensos y carne de cerdo.

Con estos cinco ejemplares, de muchos más, les dejamos una pequeña probada para que se animen a conseguir alguno de estos y pueden degustar en estas noches llenas de calor, ideales para cenar con estos dulces vinos.

Descubre, Degusta & Comparte el dulzor de la uva mexicana

Nota importante. Las imágenes que aquí se muestran son con fines informativos e ilustrativos, sin ánimos de lucro. Todas tienen su respectivo copyright, los cuales no poseemos.