Guía Sibaris

Reseñas de gastronomía, turismo y eventos

Esta es la mejor manera de limpiar las copas para vino

Categoría: Sibaris Wine Sibaris Wine Fecha: hace 4 días 85

Es un hecho que, por no tener una buena lavada, las copas se van tornando un tanto cuanto opacas, y si nos apuran, hasta quedan pequeñas manchas, que pueden pasar desapercibidas, pero ahí están, contaminando el aspecto visual de una buena cata; aunque ésta sea personal.

Para evitar esos inconvenientes, hay que tener en mente 4 pasos de un ejercicio necesarios para dejarlas en su mejor estado visual y de uso. El ejercicio debe ser conciso, con su debido tiempo para cada uno de esos actos. No hay que ser impacientes, ya que por las prisas no nos da el resultado que buscamos y, otra cosa muy importante, también hay que evitar los accidentes y tener un mal rato con una herida provocada por una cortada de vidrio.

Después de la consabida introducción, les dejamos el lavado:

Prelavado. Esto ayudará a suavizar y eliminar de manera fácil cualquier suciedad arraigada que haya en la copa, solo basta mezclar un litro de agua tibia con un par de gotas de vinagre y llenar cada copa con esta mixtura, deja que el agua se enfríe y será el momento ideal para lavarla.

Lavado. Ya que se ha enfriado hay que lavar las copas, haz esto con jabón para trastes como normalmente lo harías, con agua fría y usando una esponja, hay utensilios especiales para tallar cristal que evitarán que rayes tus copas, no obstante, también puedes lavarlas con la parte suave de tu esponja y tendrás buenos resultados, talla suavemente y tus copas quedarán limpias.

Vapor. Antes de secarlas hay que pasarlas por vapor de agua para sacar a relucir ese brillo especial del cristal. La forma más fácil de lograr este vapor es colocar una olla amplia con suficiente agua en la estufa, cuando esté hirviendo basta con pasar las copas boca abajo por el vapor que el agua expide. Se recomienda usar guantes para evitar quemaduras, pues el vapor puede causarlas fácilmente.

Secado. Para llevar a cabo esto, lo más recomendable es colocarlas boca abajo sobre un paño para que el agua escurra de forma natural y se sequen por si solas, puede ser tardadopero es la mejor forma de evitar rayones, una vez que se han secado puedes pasar un paño de microfibra para asegurarte que están secas y darle su brillo final.

Como han podido observar, todo el desarrollo de limpieza es muy sencillo, sólo hay que tener cierta precaución con alguno de los elementos, como el agua caliente, por lo demás, hay que manipularlas con cuidado y tendrán unas copas relucientes.

Descubre, Degusta & Comparte el lavado de copas

Nota importante. Todas las imágenes que aquí se presentan son usadas con meros fines informativos e ilustrativos, sin ánimos de lucro, La foto de portada es de Riddel, la primera imagen de esta nota es de Los Vinos, sitio web y la segunda es de Todo para la cocina, todas tienen su respectivo copyright.