Guía Sibaris

Reseñas de gastronomía, turismo y eventos

El Hotel Skansen es la máxima casa del whisky

Categoría: Sibaris Wine Sibaris Wine Fecha: hace 10 meses 2,751

Se trata del Hotel Skansen, situado en la localidad de Färjestaden, que ofrece a los huéspedes la asombrosa cantidad de 1.179 botellas de whisky diferentes para elegir, tal y como certificó el pasado 11 de junio la organización del Libro Guinness de los Récords.

Fredrik Norén, director general del hotel, comenta que todo empezó gracias a su padre, amante de esta bebida, con el que ha viajado durante 20 años a todos los confines del planeta degustando las variedades locales más singulares de whisky y sus variantes, como el Scotch escocés, el whisky irlandés, el Rye Whisky canadiense, el bourbon americano.

Norén fue reuniendo botellas traídas de sus viajes hasta que se dio cuenta de que poco a poco había empezado a construir algo fuera de lo común, un bar donde el amante de este destilado pudiera experimentar nuevos sabores en un entorno sibarita de sillones de piel y paredes tapizadas de botellas enclavado en el sótano de su hotel.

En 2001 consiguieron haber reunido la mayoría de las marcas de whisky comercializadas en Suecia, más de 500 variedades, pero no se pararon ahí y siguieron ampliando su selección hasta que en junio de este año decidieron postularse para que se les reconociera el récord mundial por la colección de whisky más grande del mundo.

Una colección impresionante, que crece día a día, porque en ningún caso es un museo de esta bebida, sino un bar temático donde el fin esencial es disfrutar de ella, consumirla. La publicación Whisky Magazine, que otorga la mención Great Whisky Bars of the World, una especie de estrella Michelin de este sector, tiene al Hotel Skansen entre los lugares imprescindibles que conocer y visitar.

En los estantes del bar se exponen etiquetas llegadas de Escocia, Canadá, Tailandia, Japón, Irlanda, Estados Unidos y más países. Norén se muestra especialmente orgulloso de un rara avis, el nuevo whisky Dachi, del que afirma sólo hay 16 botellas en todo el mundo, realizado con mezcla de destilados escoceses y japoneses, y almacenado en barrica de roble húngaro durante cinco años. Aunque la denominación más cara de la que disponen es un Diaoyutai, un whisky chino, cuya botella cuesta alrededor de los 94.500 euros.

También es digno de degustar la marca propia del hotel, lanzada hace 11 años, realizada por conocedor profundo de los secretos de esta bebida espirituosa. El Skansen ha hecho del whisky su base temática y por eso lo incorpora con frecuencia en la elaboración de los platos de la carta de su restaurante a través de las mantequillas, salsas y marinados.

Asimismo, trabajan con un fabricante local para crear chocolates con whisky y combinaciones de whisky y chocolate para los huéspedes. El resultado de todo esto, es crear la mejor, y más completa, experiencia en torno a esta bebida.

Hay para todos los gustos y posibilidades económicas, lo que lo reafirma como un sitio que cumplirá con las expectativas de cualquier consumidor. Aunado que se ofrecen maridajes ideales para los sabores de cada uno de los estilos que rondan en ese elegante bar.

Descubre, Degusta & Comparte el hotel del whisky