Blog

Reseñas de gastronomía, turismo y eventos

Aprovecha el vino hasta las últimas gotas.

Categoría del Blog: Sibaris Wine Sibaris Wine Fecha: hace 1 mes 294

Lo sabemos, lo primero que se viene a la mente cuando sobra vino es tomarlo en otra ocasión. Sin embargo, no es tan común que la siguiente vez que se nos antoje siga teniendo el mismo sabor y aroma que cuando lo abrimos. Hay muchas maneras de aprovechar el vino que no te vas a tomar. Cocina con él o prepara increíbles cocteles, te damos unos tips para no desperdiciar nada.

Salsas.

Cocinar con vino es una técnica muy antigua y es la manera más rica de aprovechar lo que te sobró. Agrégala a algún fondo de cocción y tendrás un delicioso demi glace, que va perfecto con carne de res, cerdo e incluso pollo. ¿Has escuchado del coq au vin? Esta es una receta tradicional francesa que se prepara con vino tinto, caldo de pollo y verduritas como guarnición. Es una gran idea si tienes sobras. Otra opción es calentarlo con un poco de azúcar y hacer una reducción. Ésta te servirá para caramelizar frutas o aderezar ensaladas.

Para la mantequilla.

Esta es una magnífica oportunidad. Sólo acrémala con un chorrito de vino y tendrás una grasa perfecta para cocinar y sazonar al mismo tiempo. Si es tinto te funcionará para cocinar carnes rojas; si es blanco puede servir para huevos, pescados, pollos e incluso vegetales.

Conservas de frutas.

Cuando reduces vino tinto con algún azúcar obtienes un resultado dulce, algo acidito y que va bien con quesos e incluso en postres. Si quieres preparar mermelada sólo tienes que mezclar fresas o alguna baya, el vino, azúcar y un chorrito de jugo de limón. Cuando se reduzca y sea muy espesa, estará lista.

Marinadas.

Una gran forma de aprovechar el vino es para maridar carnes. Mezcla tus sobras con sal, pimienta y otras especias para dejar reposar ahí cualquier proteína animal. La acidez del vino además servirá para suavizar los tejidos y hacerla más rica a la hora de ponerla en el sartén.

Cócteles y bebidas.

Cuando lo mezclas con ingredientes como jugos, frutas e incluso refrescos, obtienes bebidas deliciosas vas a amar un día de calor. Si lo que tienes es frío, entonces aprovecha las especias para hacer una increíble receta de vino caliente, esa que es tan socorrida en los países europeos. Anímate y prepárala.

Vinagres.

Preparar vinagre es mucho más sencillo de lo que crees. Lo único que tienes que hacer es tomar tus sobras y agregar una cuarta parte del vinagre que ya tienes en casa. Déjalo reposar por un mes en una botella tapada herméticamente y tendrás un producto hogareño muy especial. Sirve para hacer aderezos de ensaladas, marinadas o incluso para sazonar algunos platillos y darles ese toque frutal y de acidez.

Paletas de hielo.

Lo más sencillo será congelarlo y hacer cubitos de hielo. Esta es una idea fantástica para conservarlo y además te puede ayudar en caso de que, la próxima vez que abras una botella, no tengas que ponerla a enfriar. También es una buena idea agregarlos al agüita de limón para transformarla en una deliciosa sangría. Obviamente, lo último se prepara en moldes para cubos, esos que vienen en los refrigeradores de cajón, o compralos para una mejor experiencia.

Donde no hay vino no hay amor. - Eurípides.