Recetas

Los secretos culinarios de nuestra comunidad foodie

Borsch

Categoría de Receta: Sopas, Guisos y Chile Autor: Foodie Sibaris Fecha: hace 3 semanas

120 minutos 4 porciones

Una sopa que, tanto fría o caliente, es estupenda.

Ingredientes

- 2 piezas de remolacha cruda
- 1 trozo de repollo o col blanca
- 2 piezas de zanahoria
- 1 pieza de cebolla
- 2 dientes de ajo
- 1 manojo de perejil fresco
- 2 hojas de laurel
- 1 litro de caldo de verduras
- 1 cucharada sopera de caldo concentrado de carne o res tipo Bovril
- 1 tomate maduro de pera o similar
- 1 taza de tomate triturado
- 1 pellizco de pimienta negra molida y en grano
- 1 chorro de aceite de oliva virgen extra
- 1 cucharada sopera de azúcar moreno o blanco
- 1 cucharada sopera de yogur griego o crema agria

Instrucciones

Pica y ralla la zanahoria, pela y pica la cebolla a cuadros y haz lo mismo con la patata y el ajo en forma laminada.
- Pela el tomate y saca sus simientes.
- A continuación, prepara un caldo de verduras casero o utiliza un caldo de verduras concentrado si prefieres.
- Pica el perejil y unas rodajas de col finas en pluma.
- Reserva la mitad del perejil para decorar el plato después.
- Sofríe el ajo y la cebolla aproximadamente tres minutos a fuego medio-bajo.
- Remueve para que no se queme y, a continuación, añade el tomate y deja que sofría tres minutos más, se irá formando una salsa.
- Seguidamente, después de pasar los tres minutos correspondientes, añade la salsa de tomate triturado junto con una cucharada de azúcar para contrarrestar la acidez del tomate; remueve y sofríe también otros tres minutos más.
- Una vez ya esté el sofrito listo, reserva.
- Corta la remolacha en taquitos pequeños y échala en la misma sartén del sofrito junto a la zanahoria rallada.
- Pon un chorrito extra de aceite en la sartén y calienta para sofreír 5 minutos removiendo a fuego medio.
- Por otro lado, pon la olla donde harás la sopa y pon el caldo a calentar con el laurel, la pimienta en grano y la molida.
- Cuando veas que ya está un poco caliente, no dejes que hierva y añade la salsa de tomate que tenías reservada.
- Añade a la cazuela el sofrito de la remolacha y la zanahoria, que habrá tomado un color rojizo confundiéndose con la remolacha.
- Remueve y deja que siga cociendo, prueba de sal y rectifica.
- Añade el perejil que tenías ya picado, así como las tiras de col y las patatas.
- Remueve de nuevo y deja cociendo tapado a fuego suave durante veinte minutos para que la verdura quede al dente.
- Esta sopa no requiere que sus ingredientes queden deshechos porque perderían su gracia, aunque hay quien los prefiere totalmente triturados como una crema fina.
- Cuando sirvas la sopa borsch, echa en el último minuto un copete de yogur griego en el centro.
- Reparte el resto del perejil por todo el plato y disfruta.
- El borsch ruso puede tomarse tanto frío como caliente según sea tu gusto.