Guía Sibaris

Reseñas de gastronomía, turismo y eventos

Una plataforma hecha restaurante, REM Eiland

Categoría: Gastronomia Sibaris Editorial Fecha: hace 5 años 4,449

CENTRO GOURMET HOLANDES DE MUCHA ALTURA…

Que tiene una historia que va más allá de ser una simple estructura de la industria energética, ya que contando con la rebeldía y empuje de voluntad que poseen estos habitantes de los Países Bajos fue reutilizado para fines idealistas y con conciencia social. La historia empieza en la década desparpajada de los sesentas, cuando el gobierno federal de Holanda solo tenía una estación de televisión para todo el país; todas las transmisiones eran divididas en varias emisiones, pero que, al parecer no cubrían todas las necesidades y gustos de la población, a su vez no todos los empresarios estaban conformes, por no cubrir sus rubros.

A estos se les ocurre construir una isla artificial, tomando como ejemplo el diseño de las plataformas petroleras, así pasaban desapercibidos y llevarla a las aguas internacionales del Mar del Norte, ya que tenían que poner varias millas náuticas fuera de los límites holandeses. Tuvieron un buen éxito, ya que la variedad de los programas eran diferentes a los oficiales que estaban al aire. Pero el gobierno actuó de manera inteligente y empezó a desarrollar planes de extensión marítimos por el hecho de investigar mantos de hidrocarburos que se estaban descubriendo en esas zonas. Se aborda por la policía y el ejército, con esto la expropia; por muchos años la remodelaron, usaron como laboratorio y al final la desmantelan.

Aquí es donde aparecen en escena los empresarios Nick van Loon y Hilly Engels, quienes consiguen el apoyo financiero y material de la Administración  Portuaria de Ámsterdam, así toman el control de esta isla y empiezan a hacer los cambios para que se vuelva en un gran restaurante, naciendo el REM Island;  manteniendo algunas características como los botes salvavidas y pasarelas. Uno de los mayores atractivos con el que cuentan, es el bello paisaje que se tiene de esta ciudad portuaria.

Para que tengamos una idea de los platillos que se pueden probar te diremos que esta la Ensalada de pechuga de Pato, con guarniciones de champiñones y tocino crujiente, también puedes encontrar platos más sencillos como un Sándwich de Salmón ahumado y huevos revueltos, y como postre puedes tener el gusto de saborear un Mousse de Straciatella con mermelada de naranja y avellanas. Algo que es digno de resaltar son los precios de toda su carta la cual es mediana, pero que te puedes encontrar muchos platos de talla internacional; dando todo un complemento a instalaciones, comida y muy bellas postales de la ciudad y de ese Mar del Norte.

Descubre a la ingeniería holandesa, Degusta la tenacidad de los mismos y Comparte el arrojo de estos nórdicos.