Guía Sibaris

Reseñas de gastronomía, turismo y eventos

Una nueva opción vinícola: The Wine Truck

Categoría: Sibaris Wine Sibaris Wine Fecha: hace 7 meses 2,276

The Wine Truck es un proyecto que apuesta por la promoción del vino a nivel popular, distribuyendo y promoviéndolo. Profundizando en sus matices antes de conocer las etiquetas, las bodegas y probarlo. Para ello, distribuye vinos de bodegas pequeñas y sostenibles con vistas a cambiar la carta en función de la demanda, el público y el lugar que reclame los servicios de su coqueto remolque.

Tras una exitosa campaña llevada por medio de la plataforma crowdfunding, The Wine Truck se adentra a la conquista de nuevos rincones y, más allá de tomar una copa de vino, deleitar al público con todas sus historias.

Sara Fernández es el nombre de esta emprendedora y apuesta por esta idea de una manera directa y confiada para andar con su camión por Cataluña. Para que eso pasará, tuvo que estudiar la carrera de Turismo y viajar a los Estados Unidos para tener más conocimiento, así como dominio del idioma inglés.

A su regreso tuvo la oportunidad de contratarse con una bodega de vinos e iniciar en el ramo vitivinícola. En ella, la fábrica, tuvo un buen mentor para adentrarse en el sabor de cada vino y sus secretos. Ella considera que España es un país con una gran cultura vinícola, pero no siempre las personas se paran a comprender el vino, sus matices y su historia; eso puede marcar la diferencia y transformar por completo la experiencia.

Tras 15 años involucrada en el mundo del enoturismo, Sara y su pareja, Jonatan, descubrieron que al salir a un festival o evento donde habían food trucks, nunca encontraban vinos. Solo vieron unos cuantos, en el País Vasco, pero ninguno con el manejo que ellos dan a su marca. Todo su proyecto se basa en una mezcla como se hace en Estados Unidos, como concepto de wine truck y montado en eventos privados. Igualmente toman de Francia y los pequeños puestos en los mercados para vender botellas de vino a los locales.

The Wine Truck colabora con más de 30 bodegas catalanas (dos de ellas, especializadas en el cultivo de vino a gran altura, todo un descubrimiento), tanto con cómo sin denominación. En el truck siempre hay dos vinos blancos, un rosado, dos tintos y un cava o ancestral (tanto jóvenes como crianza), además de mosto para las personas que no beban alcohol e incluso vino en lata.

Todos los vinos proceden de bodegas pequeñas, alejadas de las grandes ferias y los circuitos más comerciales. Provienen de bodegas que son gestionadas por una o dos personas, y entre el cultivo y el mantenimiento del viñedo no tienen tiempo suficiente para comercializar y comunicar su producto o gestionar eventos.

Como pueden leer, este pequeño negocio no es improvisado, al contrario, la experiencia vinícola de Sara es amplia y busca posicionar el vino entre los conocedores y primerizos por igual. Decidimos traer esta nueva forma de hacer negocio y tratar de inspirar a todos aquellos que gusten de este delicioso líquido y tengan los suficientes conocimientos en el ramo. Además, fueron menos de 3 mil euros los invertidos por ella y su pareja (a lo mucho unos 70 mil pesos), cosa que, creemos, no está afuera del alcance de un buen número de emprendedores mexicanos.

Descubre, Degusta & Comparte el vino sobre ruedas.