Blog

Reseñas de gastronomía, turismo y eventos

La Gastronomía a la orden de los Anónimos Héroes

Categoría del Blog: Social Foodie Sibaris Fecha: hace 2 años 2,446

Y no sólo los cocineros, todos, toda la sociedad civil está ayudando a nuestros paisanos en desgracia y esto se ha estado viendo desde hace semanas, ya que los damnificados se cuentan por miles. Huracanes y terremotos, en un lapso de dos semanas (quizás tres), han azotado nuestro país; gran parte de del territorio está afectado y es necesario el apoyo para todos los habitantes de esos estados.

CDMX, Puebla, Estado de México, Morelos, Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Veracruz y Baja California Sur (entre otros), tienen una fuerte necesidad de reconstrucción, alojamiento y alimentación. Es así como hemos visto a personas que han donado comida de manera inmediata, como el caso de un veracruzano que decidió sacrificar dos de sus reses, siendo este jarocho de aspecto humilde, pero muy dadivoso, y llevarlo a nuestros compatriotas de Oaxaca.

Es en la Ciudad de México donde más se ha notado la participación de chefs y restaurantes que están donando sus conocimientos y recursos a los voluntarios y afectados. Puebla no se ha quedado atrás, los jóvenes se han organizado para la recolecta de alimentos enlatados; han armado paquetes para distribuir a la zona de la Mixteca Poblana, ya que ahí hay gran urgencia de ayuda.

Este artículo no tiene por interés dar nombres, porque muchos de los que conocemos no quieren ese mérito, su ayuda es completamente desinteresada y no tienen tiempo para alabanzas superfluas.

Pero si queremos reconocer a todos los anónimos, ya que sin ese apoyo no se estuvieran dando historias de sobrevivencia.

A la vez, también queremos instar a que no bajen la guardia y que no se olviden de otras poblaciones que no han recibido ayuda, prácticamente no hay autoridad que revise los daños ocurridos en lugares como Jojutla, Morelos o los pueblos que están alrededor de Huejotzingo, Puebla.

La lista de comunidades afectadas es larga, muy larga, todos los estados antes mencionados tienen grandes áreas de oportunidad y sabemos que a veces la asistencia profesional está viéndose rebasada (esto dicho por el lado del sector público); pero es así como han surgido mexicanos que tienen esa capacidad intelectual para brindar ese apoyo requerido.

Esto solo es el inicio e insistimos, no claudiquemos, todos debemos ayudar de una forma u otra, ya sean donando alimentos, aportaciones económicas o su esfuerzo físico y mental.  Estamos conscientes que cuando inicien las remoción de escombros, la reconstrucción de las ciudades y limpieza en general, se encontraran detalles muy delicados, pero al igual, debemos estar preparados para esas noticias.

Insisto, que no decaiga el ánimo, ayudemos a que todo, en lo que cabe, vuelva a la normalidad y gritemos con fuerza: ¡¡#FuerzaMéxico!!