Blog

Reseñas de gastronomía, turismo y eventos

Hay que ser diferentes a la hora de Casarse.

Categoría del Blog: Bodas Equipo Sibaris Fecha: hace 5 años 4,103

Vayamos por partes, hay que reconocer que por mucho lujo, por mucha producción en la temática de boda, por mucha tecnología audio visual, por muy vintage o por muy floreada sea el salón, Hacienda, Hotel o Iglesia  donde hayas decidido casarte; pues esto no deja de ser un lugar estático, una formalidad exigida. Hay cosas que todavía perduran, y no tenemos nada contra esto, sabemos de las costumbres (México es muy de eso) y lo mucho que se aprecian el seguir con las tradiciones familiares o del pueblo; eso es muy válido, aplaudimos el que no se rompan de lleno. Pero lo que vamos a sugerir en líneas adelante, es para que se prueben, se busquen más variables a las bodas.

Quien no ha soñado con vencer sus miedos, sus fobias (incluso una de estas puede ser el hecho de casarte) y si esta conmemoración te da la ventaja de combinar alegría con terapia, de júbilo con temple; entonces a llevarlo a cabo.

Boda en Bunge Jumping. Que tal tirarse con una cuerda elástica, que te haga sentir una caída libre por varios metros abajo. Puedes tener en mente esos lugares que te pueden dar una vista panorámica de toda la ciudad y así matas dos pájaros de un solo tiro; puedes llevar a los invitados y quienes te van a enlazar  y que ellos también disfruten la vista.

Boda en el fondo del Mar. Excelente opción, para esto trata de hallar una Playa, que tenga un mar claro, como el del Caribe por ejemplo; renta los tanques, las aletas, visores y demás instrumentos que llevan los atuendos de Buzo. Eso sí, debes de tener un Cura y/o Juez que sepa nadar y tenga los suficientes arrestos para gozar el agua. Y si de plano no puedes desplazarte hasta ese lugar natural, porque no le das la variante de una piscina y si es dentro de un hotel, ya tienes casi todo.

Boda en Paracaídas. Tremenda variante, que exige coordinación y mucha experiencia de tus instructores y acompañantes, pero bien que vale la pena. Adrenalina pura y como en el caso anterior, que esos hombres de unión tengan el valor para decir acepta a…

Boda en Globo Aerostático. De los más recomendados, de los más bellos, conjugación total de paisaje, ambiente refinado, tranquilidad y relajación total; que disipara toda duda y ayudara que goces con calma todos los aspectos.

Boda en el Desierto. Aquí si hay que tener las debidas precauciones (y no porque los otros no lo exijan), pero por las cuestiones climatológicas, no deben de faltar las tiendas, lonas protectoras, vehículos en buen estado, las provisiones necesarias del catering: agua, alimentos frescos, hielo y demás suplementos y que sean en forma abundante. Este ejemplo lo puedes trasladar a la selva, montaña o campo; todos tienen características que envuelven y que dan increíbles postales; solo hay que tener un buen botiquín (si se puede un personal médico,  que mejor).

Boda en Avión. No es tan extremo, pero tiene su chiste, por los espacios, las debidas medidas de seguridad y el tiempo que dure el vuelo.

Estas son solo unas pocas recomendaciones, hay muchas más, incluso más bizarras, que quizás para algunos, se salgan del buen gusto y en otros casos, se disparan los presupuestos. Ya saben que, aunque parezcamos pericos, repetimos ese pequeño-gran detalle; revisen ahorros y atrévanse a salir de lo convencional.

Descubre tus atrevimientos, Degusta la falta de gravedad y Comparte tus pulsaciones.