Blog

Reseñas de gastronomía, turismo y eventos

El auge de las pequeñas ciudades como centros gastronómicos…

Categoría del Blog: Gastronomia Operaciones Sibaris Fecha: hace 6 meses 836

Tomemos un caso en concreto y específico: Esmirna. Un pequeño pueblo avecindado en el condado de Cobb, en el estado sureño de Georgia, en los Estados Unidos. Estas pequeñas comunidades se están haciendo atractivas para los noveles chefs (también para los veteranos) que quieren iniciar discretamente, experimentando con las raíces locales.

Esmirna se ha visto beneficiado por la expansión de Atlanta, una de las ciudades más extrovertidas de la Unión Americana y eso está beneficiando a los condados aledaños, ya que no sólo provoca la inevitable inmigración de las personas que buscan un remanso de quietud al llegar a sus casas, también son caldo de cultivo para exponer propuestas culinarias.

Y son los jóvenes los provocadores de estos cambios, ya que buscan y practican nuevas formas de cocinar y han logrado tener un crisol de diferentes ofertas gastronómicas. Desde esas obligadas cafeterías hasta elegantes restaurantes y los ya muy famosos bares escondidos (speakeasy). Todos ellos se están agrupando en complejos comerciales, lo que hace que la sinergia entre el comprador y la hora de la comida encajen perfectamente.

Siendo 16 establecimientos gastronómicos, cosa que puede parecer pequeña, pero el meollo de esto es la organización y establecimiento hecho de manera organizada sin contratiempos o en un marcado desorden. Y ese es el motivo de este artículo, el resaltar como estas poblaciones está aprovechando el flujo, no sólo de estudiantes y jóvenes, de trabajadores hacia sus inmediaciones y están logrando llamar la atención de las revistas especializadas en gastronomía.

En nuestro país no hay una implementación así, dentro de las grandes metrópolis empiezan a surgir plazas enfocadas a dar un servicio culinario, pero son más hechas al improviso, y sé que eso puede molestar a alguien, sobre todo a los inversionistas de bienes raíces; pero ¿se ve una intención seria de ser un proyecto exclusivo gastronómico? Con su respectivo impulso comercial.

Hay una gran necesidad de mostrar los negocios, pero no deben ser en desbanda, al contrario, hay organizaciones que deben regular donde se fincan éstas y eso ayudaría a potencializar sus respectivas marcas y no hacerlo porque ahí se ve bonito.

El ejemplo que describimos nos da una perspectiva de lo bien que se van asentando, dando oportunidad a todos, distribuyendo los diversos estilos con miras a recuperar la inversión. Esto bien se puede hacer en esos municipios que están al lado de las grandes urbes y todavía están a tiempo de configurar esos corredores que siempre son bienvenidos.

Descubre, Degusta & Comparte  la pequeña cocina.