Blog

Reseñas de gastronomía, turismo y eventos

Apuntes de la memoria gustativa

Categoría del Blog: Gastronomia Foodie Sibaris Fecha: hace 6 días 59

De esta manera funciona la memoria gustativa. No solamente recordamos sabores e ingredientes, también recordamos experiencias. Todo inicia en las papilas gustativas, estas pequeñas células identifican los cinco sabores, amargo, dulce, salado, ácido y umami. Al comer, estos receptores envían señales al cerebro que relaciona el sabor con el recuerdo que se tenga de él, es decir, si la primera vez que probamos queso azul tuvimos una mala experiencia o nos ocasionó molestias en el estómago, llegaremos a la conclusión de que no es de nuestro agrado y la próxima vez que lo probemos sentiremos un rechazo debido al recuerdo de la experiencia previa. 

Hace poco, un estudio del Departamento de Neurobiología de la Universidad de Haifa en Israel, explica la conexión entre los sabores y la situación en que se prueba un nuevo alimento, es decir, un sabor que se prueba en una mala situación genera rechazo y un sabor que muestra lo contrario, genera aceptación.

Es por esto que la mayoría de nosotros sentimos preferencia y nostalgia por la comida que nos preparaban de niños.  El estudio probó que, efectivamente, existe un vínculo entre la parte del cerebro que identifica el sabor con la parte que se encarga de los recuerdos y  emociones , áreas del cerebro que hasta ahora se pensaba no tenían ninguna relación.

La memoria se genera a partir de los sentidos y éstos generan emociones, es por esto que relacionamos la comida con el placer. Existe la creencia sumamente popular de que ciertos alimentos nos hacen sentir mejor que otros; los afrodisíacos son un buen ejemplo, sin embargo, no existen pruebas de que esto sea verdad, es la memoria gustativa la encargada de que la comida nos genere emociones. 

La memoria gustativa nos ayuda a seleccionar los alimentos que son buenos de aquellos que nos causan daño. Las personas que la usan conscientemente  generalmente son expertos catadores, por ejemplo un sommelier o un cicerone usa estas facultades adquiridas, para identificar los sabores dentro del vino o cerveza, de esta manera logran identificar cada nota de sabor, es por esto que deben tener un amplio repertorio que puedan usar como información previa. Desarrollar esta habilidad lleva tiempo,  pero todos podemos desarrollar una mejor memoria gustativa al probar nuevos sabores en ambientes agradables. 

Al final, todo se trata de ejercicio y disciplina, además de una verdadera pasión por desarrollar estos centros neuralógicos. Y como todo en la vida, hay profesionales que pueden apoyarte con estas materias neurolingüisticas.

Descubre, Degusta & Comparte la memoria.